Blogia
Morgia

Envidia

Hay un refrán que dice: “Dios le da pan a quien no tiene dientes” En este mundo hay mucha gente que a nacido con dientes, con dientes y sin pan. No me refiero a la gente que muere de hambre, que esa es en demasía, me refiero a los que mueren de envidia ¡¡¡ pecado capital !!!
Si, pecado capital según la iglesia católica apostólica y romana, que nos tiene a bien bautizarnos en su seno nada más nacer, gracias le sean dadas por ello, pero que digo yo que podría esperarse un poco y preguntar primero, no fuera a ser que a alguno le apeteciera más vivir en pecado mortal, lo digo más que nada por lo de la libre elección y esas cosas......
Volvamos a la envidia, ¿de que se tiene envidia?, según el doctor Lecter (El silencio de los corderos) se tiene envidia de lo que vemos todos los días. ¿Y por que lo envidiamos?, evidentemente por que lo tiene alguien que no somos nosotros. Pero hay envidias que se apartan de lo cotidiano, del mero vestido que luce la vecina, de las tetas puntiagudas de la niñata del segundo, de la delgadez de la que pasa por la cera de enfrente......del diamante que luce la de la librería. Hay otro tipo de envidia, esa que te corroe el alma, como a Salieri (dicen que esa envidia le llevó a matar a Mozart), pero que yo comprendo muy bien, me sentí muy identificada con sus palabras: “Siempre he deseado ser músico, componer para ensalzar tu gloria, he rezado y trabajado con ahínco y tú me lo has pagado dándole el talento a un idiota babeante”
Y le entiendo, por que yo tengo una envidia como la suya, no creo que me lleve a matar a nadie, pero si que la reconozco como verde, muy verde, una envidia más verde que toda Irlanda entera, tengo a mi lado una persona que es capaz de manejar las palabras con una sencillez mágica, junta letras y salen maravillas, todo con una facilidad que hasta da asco contemplarle. Y además, para más envidia, no es un idiota babeante, si por lo menos lo fuera...podría matarle.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Morgia -

Khandika: que placer que mezcles a tan insignes personajes con la humilde Morgia
Turandot: que pequeño gran hombre ese Napoleón.
Anónimo: quizá a ti no te lo parezca...pero yo veo un trozo de pan entre tus dientes...un trocito de poesía quizás?

Anónimo -

¿envidia? ¿tengo envidia ? .........si, de los que sabeis reflejar vuestros sentimientos con palabras, de aquel que resplandece de felicidad, de......y de......y de.....y de.....
No tengo pan, pero tengo dientes......de leche, dientes inocentes que espero nunca cambiar.
Espero ser eternamente un envidioso inocente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Turandot -

Ohh Dios, no soy la única que siente esa sensación, anq... lo negaré rotundamente! como dijo Napoleón; la envidia es una confesión de inferioridad... y la soberbia... la soberbia siempre fue mi pecado favorito.
No sientas envidia por las letras ajenas, las tuyas, por lo que llevo leído, no merecen que las trates así, a mi me gustan mucho.
Un saludo :)

khandika -

Y que tenemos aquì? Un toque de Cioràn, un toque de Bukoswki, un toque de morgia, un toque de las mentiras hermosas de la iglesia ... y yo dando vueltas devorando este excelente texto que desnuda vilvente el alma de nosotros los corrompidos humanos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres