Blogia
Morgia

Montsegur (El Grial)

Montsegur (El Grial) Un perro asilvestrado hociqueaba entre las cenizas en busca de restos que devorar, un solitario buitre planeaba en la cumbre de la fortaleza arrasada. En los restos del campamento encontró un poco de comida, rancia y medio podrida, pero su hambre pudo con ella. No le hacia falta subir hasta el castillo para saber que no quedaba nada, ligeras volutas de humo seguían ascendiendo desde las ruinas, en el prado, el negro rescoldo de las enormes piras parecía un pozo sin fondo. Los que no habían sido quemados en ellas, se dispersaron por los cuatro puntos cardinales sin mirar atrás.
Ahora sabia que no volvería a ver a su madre, el humo se había llevado su alma.
Volvió al bosque, pasó varios días andando sin rumbo, durmiendo entre matojos o debajo de un árbol, helada de frío, sin comer ni beber, su mente seguía en Montsegur. La última nevada de marzo empezó mientras aun dormía, soñaba, veía a su madre, con sus manos enrojecidas por el trabajo y el frío entregarle el paquete y la carta, oía su voz claramente como si nunca se hubiera apartado de su lado, las cuevas de Ornolac, ve a las cuevas, allí estarás segura, allí el tesoro estará seguro.
Despertó helada y cubierta de nieve, sus pies estaban azules y no los sentía, aun así se obligo a sacar las pocas fuerzas que le quedaban para levantarse y andar, ahora tenia un objetivo.
La sorprendió la noche cerca de las cuevas y tuvo que esperar al amanecer para subir por entre las rocas y matojos, los pinos ocultaban las entradas a la vista y había que conocer bien el lugar para saber por donde subir y encontrarlas, a oscuras hubiera sido imposible. Tardó casi todo el día en llegar a la primera cueva, se desplomó nada más entrar, su cuerpo estaba al limite y su mente también.
La despertó un ligero rumor al fondo de la cueva, un chapoteo, tanteando la pared avanzó hasta el fondo, el suelo tenia una inclinación, estaba bajando, pasó por estrecho corredor y salió a otra sala, no podía ver nada, pero tuvo la sensación de que era mas grande que la primera. Decidió seguir la pared de la derecha, sus pies resbalaban a veces y otras tenia que apartarse de la pared por que algo le impedía seguir, de pronto sus dedos tocaron algo frío y húmedo y se estremeció retirando la mano rápidamente, su mente tardó en darse cuenta que había tocado agua.
Intentó recoger el agua con las manos, luego llegar con la boca, pero un saliente de roca se lo impedía, su desesperado cuerpo necesitaba esa agua para sobrevivir, abrazó el objeto que llevaba debajo de la ropa como tantos días llevaba haciendo, entonces se dio cuenta que allí estaba la solución, lo sacó de debajo la camisa y empezó a desenvolver el paquete, la carta sellada cayó al suelo pero ella no la vio. Tanteando colocó el recipiente sobre la cornisa donde repiqueteaba el agua, lo más cerca que pudo para que se fuera llenando, al contacto con la primera gota una suave luz envolvió el cáliz y a medida que se llenaba la luz fue haciéndose más intensa. Ahora distinguía el lugar donde estaba, se revelaban a sus ojos las bellezas ocultas de la cueva, los suaves colores desde el crema al rosado de las estalactitas, las formas sinuosas y bellas que el agua les había ido conformando, casi una catedral con columnas torneadas surgiendo del suelo, un marco muy digno para el tesoro de Montsegur.
El cáliz rebosaba en su mano temblorosa, bebió, sabia a tierra y musgo, dulce, fría.

Cuentan los viejos del lugar, que en las cuevas de Ormolac está escondido el tesoro de los Cataros de Montsegur, el Santo Grial, muchos son los que lo han buscado, pero el tesoro sigue escondido a los ojos humanos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Turandot -

Uau!
Nina, no exager si et dic que se m'ha posat la pell de gallina. ÉS el que té arribar tard per tot, que puc llegir els textos d'una tirada i he pogut seguir la nina de les llàgrimes, el moc penjant y la careta bruta fins la revelació del Sant Grial.
Aplaudiments nimfa, un relat magnific :)

metatron -

pero a los ojos de Morgana esta claro, solo le basta mirar su interior.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres