Blogia
Morgia

La maquina de los sueños

La maquina de los sueños I only want 2 see u laughing in the purple rain
Purple rain, purple rain
I only wanted 2 see u bathing in the purple rain.
Prince.

Llegaron a nuestro mundo a bordo de naves futuristas, contactaron con nuestros lideres y nos ofrecieron su amistad, afirmaron traer la felicidad para nuestra civilización, una nueva visión, un nuevo comienzo.
Nos hablaron de sus mundos, llenos de paz espiritual y progreso, de cómo cambiaron sus vidas con un gran descubrimiento, una maquina para crear sueños. No pedían nada a cambio, habían viajado por muchos mundos y en todos los que fue posible dejaron su legado, una nueva paz, unos nuevos valores, una felicidad, sueños realizados i mundos mejorados.
Nadie más necesitado que el ser humano de esa maquina, aceptamos su ofrecimiento. En poco tiempo cada rincón del planeta, desde los países ricos a los mas pobres, disponía de maquinas creadoras de sueños, solo había que sentarse y colocar la mano dentro, un pequeño chip, como un parche, se adhería en ella y se cargaba en segundos con los datos de nuestros sueños más profundos, nuestros anhelos más secretos, nuestras necesidades más concretas, luego solo había que vivir ese sueño. No eran nuestros sueños conscientes, aquellos que anhelamos despiertos, la fortuna, la fama, ser bellezas, eran aquellos sueños que ni nosotros mismos conocemos, los inconscientes, los ocultos. Al salir a la luz y ser realizados nos daban una felicidad suprema.
Pronto el mundo empezó a cambiar, las guerras ya no tenían sentido, el odio ya no era necesario, la soledad ya no existía, mirábamos un amanecer nuevo de los sentidos, dejábamos que la lluvia besara nuestra piel, recordábamos jugar con el barro, correr por las calles dando patadas a una chapa, nuestro trabajo tenia un nuevo significado, nuestras vidas tenían un sentido.
Si no más bien hasta que el chip se deterioraba y caía de nuestras manos, cuarenta y dos días era el termino de la felicidad, el sueño terminaba, en tres días más la sensación desaparecía. La necesidad de volver al sueño nos hacia volver una y otra vez a la maquina en busca de lo perdido.
Ellos no lo comprendieron, las otras civilizaciones que habían visitado después del primer implante conservaron dentro de si la sensación , el sueño, la felicidad. Los humanos no lo conseguíamos retener, dependíamos de la maquina como de una droga, sin ella nuestro sueño se desvanecía y con ello volvía una realidad desagradable, el odio, la frustración, la soledad del alma, la muerte de los sentidos.
Una noche recogieron sus maquinas y se marcharon, en silencio, para que no intentáramos impedírselo. Dejaron una infinita tristeza, un odio exacerbado, nos volvimos los unos contra los otros, los que aun conservaban su sueño fueron masacrados, perseguidos por las calles, señalados y descubiertos uno a uno hasta acabar con ellos, acabamos con la nueva civilización y con la vieja, solo dejamos ruinas de nuestro mundo.
Solo querían darnos lo que ellos tenían.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

NADIA PEREZ SAL -

la verdad soñar nos hace mas unico de lo q somos... me encantaria soñar y vivir ese sueño... pero al despertar me doy y nos damos cuenta q existe una realidad no la q espero ni esperamos pero es esa ... yo se q hay otros
mundos , pero estoy en este!!!

Ricardo Frabasile Ruy-López -

Solo soñando podemos escapar, es lo único q nos hace diferentes. La realidad es obsoleta, descepcionante. Y solo nos queda vivir con ella. O no?.

_Muerte_ -

Gràcies per aquest petit conte. Com la vida mateixa. Boníssim.

_M_

Turandot -

Uff, nina. És la historia de l'home. Malversar-ho tot en benefici propi i ràpid. Exhaurir-ho tot, cremar-ho tot i cercar més.
Molt dur.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres